Porque es importante leer las etiquetas de los alimentos.

Por Zenia Quevedo Publicado en: noticias El 19 de octubre de 2012

etiquetasLeer las etiquetas de los alimentos favorece la selección adecuada de los mismos y permite comprar los alimentos más sanos para nuestra familia, de allí la importancia de tomarse unos minutos para leerlas, aunque al principio pueda parecer un proceso lento y tedioso. Quizá tengamos la idea de que ciertos alimentos son saludables, pero al leer las etiquetaspodría sorprendernos su contenido y descubrir que su composición no es la más sana.

¿Sabía usted?

En las etiquetas de los alimentos, los ingredientes se ponen en orden, según la cantidad en el alimento. El primer ingrediente en la lista indica que es el que más tiene en ese alimento, mientras que el último ingrediente en la lista es el que menos abunda.

A la hora de comprar un producto alimenticio debes observar lo siguiente:

El tamaño de las porciones: es lo primero que debe mirar. ¿Su porción es la misma que la que está en la etiqueta? Si come el doble de la porción indicada es la etiqueta debe multiplicar por dos las calorías y otros valores de los nutrientes. Si tiene diabetes o sigue un plan específico de alimentación tal vez no sea igual que los tamaños de las porciones de su plan de alimentación. Revise y compruebe el tamaño de las porciones. Consulte el ejemplo de etiqueta en el reverso.

Etiqueta1

¿Qué información contienen las etiquetas de los alimentos?

  •  Información nutricional: calorías que posee el alimento, el tamaño de la porción y los nutrientes de la misma.
  •  Los ingredientes que algunas veces con palabras raras pueden esconder productos poco saludables.
  • Fecha de caducidad o vencimiento que contribuye a la seguridad alimentaria del consumidor.
  • Datos de interés para aquellos que padecen intolerancias o alergias.
  • Cómo conservarlo, como cocinar el alimento de manera ideal, entre otros datos que pueden ser interés.

Con la información nutricional podemos saber qué cantidad de grasas posee el producto, cuáles de ellas son saturadas, cuáles trans y cuáles insaturadas. Podemos conocer la proporción de hidratos, proteínas, fibra, y azúcares simples. Conocer todo ésto nos ayudará a elegir el alimento de acuerdo a nuestras necesidades y preferencias.

Hay 8 puntos que debe considerar en la etiqueta de los alimentos antes de comprarlos.

1. Tamaño de la porción.
Verifique qué cantidad trae y relaciónelo a su consumo. Si trae por ejemplo 100 gr. pero usted consume 50 gr. divida la información nutricional por 2.

2. Calorías.
Expresado en Kcal, corresponde a la cantidad por ración del envase, así que debe dividir del total del día de lo que usted necesita aproximadamente 2000 Kcal.

3. Total de grasas.
Esto incluye las grasas sanas (mono y poliinsaturadas) y las grasas que no lo son y que debemos limitar su consumo (saturadas) y evitar (trans).

4. Colesterol y sodio.
Estos son elementos que deben limitarse y reducir su consumo, pues un exceso produce alteraciones cardiovasculares.

5. Total de carbohidratos.
Incluye los azúcares, fibra dietética y otros carbohidratos. Verifique sobre todo el tipo de azúcar añadido al producto.

6. Proteínas.
Importantes para la formación y desarrollo de los músculos. Los encontrará sobretodo en productos lácteos, cárnicos, menestras, frutos secos y el tofu.

7. Ingredientes.
Se presentan de acuerdo a la cantidad que contiene el producto en orden descendente y claro cuanto menos ingredientes tenga mejor y más sano.

8. Grasa reducida, bajo en grasa, Light, etc.
Son términos de moda y no necesariamente significa que sean sanos o nutritivos, así que tenga cuidado.